En marketing se conocen diferentes herramientas utilizadas para establecer vínculos entre empresas y clientes pero también hay algunas herramientas que pueden ser contraproducentes como por ejemplo: el clickbait.

¿De qué hablamos cuando hablamos de Clickbait?

El famoso clickbait o también conocido como cebo de clicks, consiste en mostrar una noticia o titular que sea impactante o ambiguo solo para llamar la atención del usuario y así obtener una nueva visita en un sitio web.

Son títulos sensacionalistas, y cuando el usuario entra al artículo, se encuentra con contenido de mala calidad, falso o con información que no se corresponde con lo que el título promete.

La estrategia para mostrar productos o construir marcas se enfoca principalmente en las redes sociales, pero llamar la atención en las redes es un gran reto y eso ha llevado a que muchos sitios web apuesten a este famoso clickbait para sumar tráfico en sus sitios.

Se sabe que si el usuario obtiene mucha información del titular, no querrá entrar a leer el artículo, por eso se busca apelar a títulos que generen la curiosidad y el interés de los usuarios y que no puedan resistirse a ese click.

La búsqueda del tráfico

El objetivo principal del clickbait es generar tráfico en el sitio web, y si bien muchas personas «caen» en esos tipos de titulares y anuncios, el tráfico no garantiza un buen posicionamiento en los resultados de Google.

Aunque es parte de muchas estrategias de páginas web para generar más visitas en los artículos.

El poder del titular

Bajo la premisa de que los titulares son la puerta de entrada que le indican al usuario si el contenido le interesará o no, los sitios apuntan a títulos un poco ambiguos, que no dejan en claro cuál será el contenido. Se generan estos titulares apelando a la curiosidad del usuario, sin develar la información y buscando atraerlos al famoso click.

Muchas veces, no se trata solo del titular, sino que también muchos sitios de videos curiosos o imágenes divertidas, utilizan esta técnica para atraer a los usuarios y generar visitas.

El clickbait surge para atraer más cantidad de tráfico en lugares donde predomina el lenguaje escrito, pero también se hace presente en otras plataformas como por ejemplo Youtube.

La guerra contra el clickbait

La red social Facebook, ha modificado su algoritmo para de cierta manera penalizar aquellos sitios que recurren al clickbait, priorizando los contenidos relevantes, de calidad y que generen el engagement de los seguidores en la página, es decir, el tiempo que el usuario dedica al artículo antes de volver a la red social, indicando si el link es de interés o no.

El algoritmo de Facebook mide el tiempo que pasa desde que el usuario hace click en el post hasta que vuelve a la red social. Buscando priorizar el contenido de calidad que tenga interés real y que vaya más allá de un titular ambiguo o engañoso.

Para muchos profesionales y usuarios, esta técnica es molesta y frustrante ya que no cuida el interés del usuario ni le brinda lo que está buscando. Sin embargo, para otros es una técnica válida para generar más tráfico, aunque la gran mayoría de los sitios buscan combinar titulares curiosos y atractivos para generar tráfico, con contenido de calidad y relevante.